Primero entendamos que la piel de un recién nacido, un niño mayor y un adulto son diferentes, por lo tanto los cuidados neonatales con respecto a la piel son muy distintos. La piel cumple una serie de funciones como la de mantener la temperatura corporal (termorregulación), evita la deshidratación al mantener el equilibrio hidroelectrolítico, nos protege contra toxinas e infecciones (función inmunológica), secreción endocrina y sensación táctil. De allí la gran importancia  del sostenimiento de la integridad de la piel de tu bebé que será fundamental para su desarrollo futuro. Entendamos que la piel de un recién nacido es más fina y menos elástica, por lo tanto estará más susceptible a irritaciones de agentes externos como productos químicos de la ropa nueva, detergentes de ropas lavadas, pañales de mala calidad, jabones abrasivos, perfumes, etc.

Te recomendaré 5 consejos fundamentales para  mantener la piel sana y fresca en tú bebé y así brindarle la comodidad para un óptimo desarrollo.

  • Baño del recién nacido

Una gran controversia aún en nuestros días es la frecuencia de su aseo y te diré que lo puedes, si gustas,  bañar todos los días o también 3 a 4 veces por semana. Se recomiendan baños breves de 5 a 10 minutos y evitando el uso de jabones alcalinos para evitar alterar el PH de su piel, la temperatura del agua que sea lo más parecida a  la temperatura corporal para evitar enfriamientos o quemaduras. La limpieza debes hacerla suavemente sin restregar mucho la piel y solamente en las zonas donde se ha ensuciado, para no ocasionarle irritaciones y secarlo con suaves golpecitos. Verás que el baño se hará parte de su rutina y sobre todo por las noches ya que está estudiado que los relaja a la hora de dormir. Es la oportunidad como papás que tenemos para  la estimulación táctil y el apego. Numerosos estudios han evidenciado que el baño antes de la caída del cordón umbilical no representa ningún tipo de peligro y es tan seguro como usar toallitas con alcohol para su higiene.

 

  • Ropa para mantener la piel del bebé fresca

Las ropas que recomendamos son de fibra 100% naturales como el algodón ya que facilita la transpiración y evita las irritaciones las cuáles ocasionarán sarpullido en tú bebé. Las prendas deben ser holgadas ya que facilitarán la libertad de movimiento y además mantendrán su temperatura corporal adecuada. Los bebés no necesitan usar calcetines ni guantes, ya que estos últimos justamente impiden que el bebé abra y cierre las manos con total libertad. Salvo temperaturas muy frías obviamente necesitarás abrigarlo más, pero recuerda siempre, que tú bebé no tiene porqué sudar ya que eso significaría que está con exceso de abrigo. Al comprar prendas para tu bebé trata de que éstas se cierren con broches de presión o cremalleras por la parte delantera y no por la espalda, así como en ambas piernas para que sea más fácil cambiarle el pañal. Prohibido que tengas cintas o cordones que se anuden ya que podría enrollarse en su cuello y producir asfixia.

 

  • El pañal ideal para evitar las temibles escaldaduras

Las dermatitis del pañal o escaldaduras es una enfermedad cutánea que se observa en los bebés mientras usen pañal, son más frecuentes entre los 9 y 12 meses de edad, pero pueden ocurrir desde la primera semana de vida hasta el momento de abandonar el pañal,  que puede ser hasta después de los 2 años. Los factores que favorecen a la aparición de escaldaduras son la fricción, la oclusión, la excesiva humedad que se genera por la exposición prolongada de la piel de tú bebé a la capacidad irritante de la orina y las heces, y la elevación del PH en la zona de la piel que cubre el pañal. El resultado final será la transgresión de la función barrera de la piel  y por consiguiente a una mayor irritación cutánea. Las zonas más afectadas son las nalgas, muslos, genitales y el abdomen bajo. Por lo tanto, las principales recomendaciones para evitar estas temibles escaldaduras son:

  1. Cambia frecuentemente el pañal de tu bebé.
  2. Limpia el área suavemente con toallitas húmedas libres de alcohol e hipoalergénicas.
  3. Deja unos minutos al aire libre la piel antes de colocar el pañal.
  4. Elige un pañal de buena calidad.                                                   

 

  • Cuidado con la exposición solar

El sol es fuente de vida y nos ayuda a sintetizar la vitamina D en la piel, la cual nos sirve para la absorción de calcio a nivel intestinal y depósito de este en los huesos. Pero la piel de los bebés es más delgada, inmadura y sensible a los rayos ultravioleta (UV), por lo que unos minutos de exposición solar de un bebé puede producir deshidratación y quemaduras. Por eso la recomendación es ponerle ropas hechas 100% de algodón que cubran la mayor área de su cuerpo, de preferencia de color blanco y colocarles gorros de ala ancha que protejan tanto su carita como la zona del cuello y orejas. Los protectores solares están recomendados a partir del sexto mes de edad. Recuerda que un factor preponderante que puede predisponer a la aparición de cáncer de piel en la edad adulta  se debe a la acumulación de los rayos UV durante nuestra infancia y adolescencia.

 

  • Importancia de la hidratación de la piel del bebé y los masajes

Ten en cuenta que un signo de una piel bien hidratada es la suavidad y elasticidad de esta. Existen diversos productos para la hidratación de la piel del bebé y estos pueden ser en lociones, crema o en aceites. Siempre antes de aplicar alguno de estos productos consúltalo con su pediatra. Existirán bebés que tienen la piel más seca, con fisuras y con descamación que tendrán sí o sí que usar este tipo de productos y siempre aplicarlos después de los baños cuando la piel esté aún húmeda. Las zonas más expuestas a irritación  siempre serán los pliegues de los codos, de las rodillas, cuello, tobillos, muñecas y los surcos entre las nalgas y  piernas.

El sistema nervioso central y la piel son hermanos embriológicos, significa que  están entrelazados, entonces es evidente que la piel es un órgano receptor de sensaciones y muchas emociones se manifiestan a través de ella. De allí la importancia del contacto piel a piel del bebé recién nacido con su madre, práctica que cada vez es más frecuente en las entidades de salud. Los  masajes, las caricias (estimulación táctil) en los bebés, ayuda a los procesos de mielinización del sistema nervioso y por lo tanto al mejor desarrollo cerebral  así como de relajación y tonicidad muscular.

 

En conclusión los cuidados de la piel y la comodidad son importantes para mantener el buen estado de ánimo y más adelante la autoestima del niño. Si tienes un bebé con la piel reseca, con grietas, enrojecimiento en las zonas que cubre el pañal, entonces será un niño irritable, intranquilo, quejumbroso, quizás más susceptible a adquirir infecciones dérmicas,  no se alimentará óptimamente, no podrá dormir confortablemente él ni sus padres. Es muy importante mantener una piel saludable y para esto, una de las principales elecciones es saber elegir un buen pañal, así tendrás un bebé completamente feliz y desarrollándose adecuadamente.

 

Justamente entre los requisitos para elegir un buen pañal te recomiendo: 

• Primero ten en cuenta la edad, peso y talla de tu bebé ya que si le colocas un pañal muy grande, los fluidos (heces y orina) no podrán ser contenidos y el pañal no cumplirá su función; por el contrario si  es un pañal muy pequeño entonces al estar muy ajustado irritarás las zonas de rose con los elásticos. 

• Con respecto al movimiento, los bebés a partir de los 5 meses ya se mueven más, entre los 7 y 9 meses inician el gateo por lo tanto necesitas un pañal con un buen diseño anatómico y un sistema de ajuste óptimo como los pañales Huggies Active Sec que tienen la cintura elastizada y una gran ventaja es que las orejas elásticas se estiran y se ajustan perfectamente al abdomen inferior de tú bebé brindando mejor protección, confort y completa libertad en los movimientos rotatorios, a su vez estas orejas elásticas permitirán la movilidad libre de las piernas sin generar roses que produzcan irritación. 

• Quizás una de las cosas que más han avanzado en los nuevos  pañales es la capacidad de absorción, ahora con la tecnología Maxisec  tanto la absorción como retención de líquidos será mucho más efectiva brindándole hasta 12 horas de protección y manteniéndolo más seco por más tiempo, evitando la humedad que contribuye  a la aparición de dermatitis. 

•  Finalmente y no menos importante es el material con el cuál está hecho el pañal ya que un pañal de un tejido suave no dañará la piel de tu bebé.

 

Espero les haya gustado y les sirva  este artículo para prestarle más importancia al cuidado de la piel de nuestros hijos ya que ella es uno de los pilares fundamentales para llevar una vida saludable y un desarrollo óptimo.

 

Dr. Fernando Sumalavia González


Validar mi información para opinar.

Si no estás registrado, regístrate aquí

Olvidé mi contraseña

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×